Consejos para VIAJAR CON NIÑOS - CyberPadres
   CyberPadres  
Facebook CyberPadres Twitter CyberPadres
Registrarse  |  Mapa Web
Inicio Ser Padres Ir a la Escuela Guías Infantiles Tiempo Libre VIAJAR CON NIÑOS Agendas Infantiles
Ofertas para Viajar con Niños | Información y Transportes | Ayudas de Viaje | Viajar con un Bebé | Recursos Turísticos | Itinerarios del Mundo
pix
 
Viajar con Niños
Punto de Encuentro cartel
 
Punto de Encuentro: las mejores ofertas para viajar en familia - Tu viaje a medida
Ayudas de Viaje
Viajar con un Bebé
Itinerarios
Información y transportes
Recursos turísticos
 
 

Viajar con Niños¿A PARTIR DE QUE EDAD?

El niño puede viajar si no tiene ningún problema fisiológico a partir de las tres semanas, pero hay que tener en cuenta que no es lo que más le conviene. Sólo debe viajar si es absolutamente necesario, ya que necesita poder dormir y estar en un lugar tranquilo y sin cambios en su entorno que pueden afectar negativamente en su desarrollo.

Cuando el niño es muy pequeño, el viaje no aporta conocimientos a su mente, por lo tanto, no apreciará un largo viaje aunque sea interesante, sólo percibirá los inconvenientes. Hay que esperar a que sea un poco mayor, para que no se fatigue y pueda sentir placer en viajar. Siempre que nos sea posible viajaremos de noche, ya que si las horas del viaje coinciden con las del sueño, el trayecto será mas relajado, tanto para él como para nosotros.

DESTINO

Aunque normalmente los niños se adaptan bien, el lugar escogido por los padres debe tener en cuenta no sólo sus preferencias, sino también lo que es adecuado para la salud del niño.

SE DEBEN EVITAR LOS CLIMAS EXTREMADOS:

- Ni muy calientes, ni muy fríos, ni muy húmedos.

- Los viajes muy largos en los que la duración y el cambio de horarios pueden trastornar la vida del niño, a menos que la estancia sea de 15 días.
 
- Se deben escoger los climas marítimos, que son excelentes y vivificantes para la mayor parte de los niños.
 
- También la montaña, por bajo de los 1.000, tiene un clima adecuado, así como los valles y llanuras, aunque hay que tener cuidado con los insectos.

 TRANSPORTES 

El sistema de transporte que se elija es muy importante.
 
 
 

Los viajes en coche propio son más económicos y permiten llevar más cosas con comodidad, pero no es conveniente si se transporta un bebé que el trayecto sea excesivamente largo.

Los mejores medios son el tren y el avión aunque resulten más caros. Son mas rápidos y confortables para el bebé (puede permanecer en el " nido" o en vuestros brazos) y más seguros. Tanto el bebé como sus acompañantes tendrán un viaje más relajado y por lo tanto menos agotador.

COCHE

Es necesario que el bebé vaya cómodamente instalado en un asiento o un "nido" de niño Homologado.

Una vez iniciado el viaje, se debe parar cada dos horas para descansar y no fatigarse con exceso, pero también para cambiar al bebé de posición y no obligarle a que permanezca en la misma todo el tiempo.

Si el bebé está despierto, es el momento de sacarlo y pasearlo un poco. Si ya anda, aprovechad para estirar las piernas juntos realizando algún ejercicio físico ( correr, saltar...).

Si duerme, no le despertéis, realizad vuestra distensión cerca del coche, con el objeto de no perderlo de vista y que él os pueda ver si se despierta.

Antes de arrancar debéis comprobar que vuestro niño está bien sujeto, las correas bien abrochadas y el asiento en la posición correcta.

Desde el punto de vista médico y en caso de accidente, está comprobado que el "asiento especial" para niños es el sistema mejor para la seguridad del bebé, pero la "cuna nido", recubierta con su red y correctamente sujeta al asiento del coche, proporciona también un buen índice de seguridad, pero sobre todo más comodidad al pequeño, lo que es muy importante si el viaje es largo. Si el niño se pone a llorar se debe parar, tomarlo en brazos hasta que se calme y no reemprender el camino hasta que se tranquilice y esté correctamente instalado en su cuna y convenientemente sujeto.

Según el peso existen en el mercado distintos tipos de asientos para los niños, tienen que ser homologados e instalarse según las explicaciones del fabricante y las normas vigentes de seguridad vial.

ALGUNOS CONSEJOS PARA VIAJAR POR CARRETERA 

Evitad el circular a las horas más cálidas especialmente en verano.

Procurad no poner objetos duros o pesados en la bandeja posterior del coche, ya que correríamos el riesgo de que cayeran sobre el bebé en caso de un frenazo brusco.

Proteged al niño del sol y el calor por medio de cortinas que ocultan la luz y que hay que poner sobre los cristales de las ventanas.

Evitad abrir demasiado las ventanas delanteras ya que, si entra mucho aire, vuestro niño corre el riesgo de enfriarse

Llevad en previsión varios juguetes, pero no se los deis todos al mismo tiempo sino poco a poco.

Siempre que sea posible deje libre la plaza que esta junto al niño, con el propósito de poder hacerle compañía algún rato o contarle un cuento

 EL TREN 

Es el trayecto mas seguro y económico para viajar con niños, si el trayecto es nocturno y largo lo mejor es utilizar una litera, si nuestro presupuesto no llega para coche-cama.

Algunos trenes tienen un pequeño espacio para cambiar al bebé, pero en la mayor parte de ellos hay que hacerlo sobre el propio asiento

FACILIDADES ECONóMICAS

Los niños menores de 4 años, viajan gratis si van en brazos de un adulto.

Los niños desde 4 años hasta que cumplan 12, pagan el 60% del precio del billete normal y tienen derecho a ocupar su asiento.

Si están incluidos en un Carnet de familia numerosa, podrán beneficiarse de los dos descuentos.

Los trenes especiales: Alaris, AVE y Euromed disponen de espacio en los Servicios, para cambiar al bebé.

También existen esas facilidades en los Servicios existentes en la Estación de las principales ciudades y en las salas de espera de los viajeros de primera clase.

No existen puntos específicos para calentar el biberón o un potito, pero si lleva wagón – bar se puede pedir allí este servicio.

CONSEJOS PARA VIAJAR EN TREN

No saquéis el billete para un wagón de fumadores si viajáis con un niño, no fuméis durante el viaje y si os acompaña otra persona, podéis salir un rato al wagón – bar.

Llevad una toalla por si deseáis acostar al niño a vuestro lado. Los trenes no están especialmente preparados para la piel y la ropa de los bebes y por lo tanto, siempre será una protección adecuada

Instalad al niño en el lado de la ventana, así se distraerá con el paisaje y no correrá el riesgo de que le empujen o golpeen con el equipaje las personas que recorren el pasillo durante el viaje.

Haced previsión de agua, biberón o botella, dependiendo de la edad. Los niños beben mucho y además el aire acondicionado genera un ambiente seco y deshidrata.

Es necesario llevar pañales, toallitas humedecidas, bolsas de plástico para retirar lo sucio, comida y juguetes para el niño.

No lo dejéis en su sillita aunque las ruedas estén bloqueadas, va más seguro en un asiento o en vuestros brazos.

Presentadlo a los viajeros de alrededor, es una forma de implicarlos y hacer que soporten, con paciencia, las eventuales molestias.

EL AVIóN

Viajar en avión con un niño pequeño es lo que tiene más ventajas. Es el medio más rápido y por tanto el menos fatigoso tanto para el niño como para los padres que pueden disfrutar de un viaje mas relajado. El único inconveniente es el precio.

El precio depende de la edad y de las distintas compañías, pero siempre hay facilidades y descuentos y una atención especial para los niños y las mamás con bebés.

CONSEJOS PARA VIAJAR EN AVIóN

Haced beber con frecuencia al niño, el aire presurizado del avión es seco y deshidratante..

Para evitar el "mal de oídos", debidos al cambio de presión al despegar y aterrizar, hacedle beber con una tetina. Dadle una galleta para que la vaya mordiendo, o si es un poco más mayor un chicle, con el fin de que produzca saliva regularmente.

Si esta constipado, se le debe sonar cuidadosamente, antes del despegue y del aterrizaje.

Tened a mano, juguetes, libros, su peluche preferido y su chupete y biberón si es muy pequeño.

CONSIDERACIONES GENERALES

Para un niño, sobre todo si es muy pequeño, los viajes son situaciones anormales, ya que cambian de lugar, de entorno e incluso de alimentación.

Esto puede producirle angustia y perturbar su sueño, dependiendo también de cual sea vuestro destino: familia, amigos, hotel... . Los niños no tienen la noción de tiempo igual a la nuestra y les es difícil comprender que el cambio es temporal.

Es importante que, independientemente de su edad, vosotros le expliquéis y tranquilicéis durante sus eventuales sobresaltos nocturnos. Poco a poco se habituará y adquirirá la nueva rutina.

 
 
 
 
inicio página
         
SER PADRES IR A LA ESCUELA TIEMPO LIBRE AGENDA INFANTIL VIAJAR
         
Futura Mamá Recursos Educativos Aire Libre Carteleras Infantiles Punto de Encuentro
Nutrición Centros Educación Infantil Lugares de Ocio Estrenos de Cine para Niños Ayudas de Viaje
Tu Pediatra Libros y Algo Más Museos Enlaces de Cine Viajar con un Bebé
Tu Psicólogo Derechos de los Niños Club + Amigos Videos Itinerarios
Tu Salud Inmigración y Extranjería Jugando   Información y Transportes
La Familia       Recursos Turísticos
Mayores GUÍAS INFANTILES   INTERESANTE  
Adopción        
Necesidades Especiales Fiestas Infantiles   Historia del Vestido Femenino
Esterilidad e Infertilidad Ludotecas   Angel Blazquez, Ilustraciones en CyberPadres
  Canguros - Au-Pairs   Daniel Torres, Ilustrador e Historietista
      Pablo LLorens, Animador Stop-Motion
      La Publicidad en los años 30
Astrología, horóscopos y demás
 
 
CyberPadrescyberpadres.com © Babysite, S.L. - España · 1998/2014 | condiciones del servicio | política de privacidad   registrarse | formularios altas guías | mapa web