Síguenos Síguenos en Facebook - Twitter
Registrarse | Contacto | Mapa
Conferencias
Los piojos, esos inseparables compañeros
 
Inapetencia
 

¿Qué hay que contar a los niños?

 
¿Qué es la Meningitis?
 
Cuidamos las posturas
 

Cereales en la alimentación infantil

 
Cómo afecta el calzado en las dolencias del pie
 
Obesidad infantil, una enfermedad en aumento
 
Dolor de espalda en el niño
 
Amígdalas: nuevo tratamiento con láser
 
Estrategias educativas dentro de la familia
 
A que edad pueden los niños empezar a esquiar
 
Ayudar a los hijos en la vuelta al cole
 
Corte de digestión
 
Niños alérgicos
 
Incontinencia urinaria
 
Duración de la lactancia
 
Prevención del cáncer de colon
 
¿Oye y ve bien mi hijo?
 
El sueño en la infancia
 
Dolor de Espalda
 
Consideraciones sobre el Calzado
 

Cómo disfrutar de la menopausia

 
Depresión, ansiedad y estrés
 
La liposucción
 
PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE COLON

¿Quién, cómo y cuando?

El cáncer colorrectal (del colon y del recto) es actualmente el más frecuente de los cánceres de origen digestivo, y el tercero de la totalidad (detrás del cáncer de pulmón y mama). Su frecuencia ha aumentado durante los últimos años, pero también han mejorado los métodos diagnósticos y las posibilidades de prevenirlo.

Se ha demostrado que una dieta sana, rica en fibra (con abundante fruta y verdura), calcio y folatos, y sin excesiva carne roja, disminuye el riesgo de padecer cáncer colorrectal; el ejercicio físico habitual también lo previene, mientras que la obesidad y el tabaco lo favorecen.

Un aspecto fundamental del cáncer colorrectal es que, en la mayoría de los casos, la existencia de un pólipo (tumor benigno) precede a la aparición del cáncer. Además, la extirpación del pólipo, que puede realizarse sin cirugía en más del 90% de los casos, reduce o incluso anula el riesgo de desarrollar el cáncer. Por estos motivos es muy importante poder identificar a aquellas personas con mayor riesgo de tener pólipos en el colon, y así prevenir que se malignicen.

El riesgo de padecer un cáncer de colon aumenta con la edad, especialmente después de los 50 años. También existe una predisposición familiar, de forma que los familiares de primer grado (padres, hijos, hermanos) de una persona que ha sufrido un cáncer de colon pueden tener mayor riesgo de padecerlo. Es importante valorar esta posibilidad de forma individual para conocer si debe realizarse o no algún tipo de prueba.

La colonoscopia (visualización del colon por dentro), que se realiza con sedación, es la mejor prueba para examinar el colon. Los estudios genéticos también pueden ser de gran ayuda en determinados casos.

Dr. Fermín Mearin
Director del Servicio Médico Teknon
Barcelona

   

HOSPITAL QUIRÓN Teknon

en colaboración con

CyberPadres
trailer Batman La LEGO Película

Recomendaciones y sugerencias

subir inicio página