CyberPadres  
Síguenos en: Facebook Cyberpadres Twitter CyberPadres
Registrarse  |  Mapa Web
Inicio SER PADRES Ir a la Escuela Guías Infantiles Tiempo Libre Viajar con Niños Agendas Infantiles
Futura Mamá | Nutrición | Tu Pediatra | Tu Psicólogo | Tu Salud | La Familia | Mayores | Adopción | Necesidades Especiales | Esterilidad e Infertilidad
 
Conferencias
Los piojos, esos inseparables compañeros
 
Inapetencia
 

¿Qué hay que contar a los niños?

 
¿Qué es la Meningitis?
 
Cuidamos las posturas
 

Cereales en la alimentación infantil

 
Cómo afecta el calzado en las dolencias del pie
 
Obesidad infantil, una enfermedad en aumento
 
Dolor de espalda en el niño
 
Amígdalas: nuevo tratamiento con láser
 
Estrategias educativas dentro de la familia
 
A que edad pueden los niños empezar a esquiar
 
Ayudar a los hijos en la vuelta al cole
 
Corte de digestión
 
Niños alérgicos
 
Incontinencia urinaria
 
Duración de la lactancia
 
Prevención del cáncer de colon
 
¿Oye y ve bien mi hijo?
 
El sueño en la infancia
 
Dolor de Espalda
 
Consideraciones sobre el Calzado
 

Cómo disfrutar de la menopausia

 
Depresión, ansiedad y estrés
 
La liposucción
 
La obesidad infantil, una enfermedad en aumento


La obesidad constituye un problema frecuente en la infancia y adolescencia que parece ir en aumento. La obesidad es un incremento anormal del porcentaje de grasa corporal, se puede definir de varias maneras pues en el niño y adolescente es difícil una valoración precisa, en adultos se utiliza el índice de masa corporal (peso/talla), pero en niños, también hay un tercer parámetro a valorar que es la edad, por lo tanto, definiremos obesidad como:

1. Peso corporal superior a un 20% del peso ideal en las tablas.
2. La razón peso talla excede el percentil 90 ó 95.
3. Los pliegues cutáneos del tríceps exceden el percentil 90 - 95.

La etiología de la obesidad es poco clara, siempre hay varios factores distintos que pueden contribuir a su instauración. Los antecedentes genéticos predisponen a su instauración, si la madre es obesa también parece influir en el número de adipocitos del recién nacido. Los hábitos alimentarios familiares, el ejercicio físico, alteraciones hormonales y otras enfermedades. En los lactantes y niños de peso normal, el aumento de tamaño de los adipocitos explica la mayor parte del incremento de masa adiposa durante el primer año de vida. El número total de adipocitos se multiplican en tres estadios vitales:

Primero durante la gestación, por lo que es importante el control de peso durante el embarazo y una alimentación sana, después aumenta lentamente entre los 6 meses y los 2 años de edad y permanece estable hasta los 8 - 10 años, momento en que se produce un aumento del tamaño y número de las células grasas asociado a la pubertad. Esto sugiere que una sobrealimentación durante el primer año de vida y durante la pubertad es decisiva para el desarrollo de obesidad.

Los niños obesos tienen células grasas de mayor tamaño y un número de adipocitos que los controles de peso normal. Existe una correlación moderada entre el exceso en la ganancia de peso en el primer año de vida y la posterior aparición de obesidad, aunque la mayoría de lactantes con sobrepeso no serán obesos en la vida adulta. El riesgo de que persista la obesidad en la vida adulta aumenta en relación directa con la edad en la que aparece, o sea que es mucho mayor el riesgo de obesidad en la vida adulta si aparece en la pre y adolescencia. Si se es obeso a los 12 años de edad las posibilidades de alcanzar el peso ideal son de uno contra 4, pasada la adolescencia las posibilidades de obtener un peso ideal son de 1 contra 28.

Para intentar evitar la obesidad lo más importante es el seguimiento clínico y somatométrico (peso y talla) por parte del pediatra, primero para intentar evitar llegar a una obesidad y en caso de estar en ella detectar las patologías asociadas y complicaciones tanto psico-sociales, ortopédicas, cardiovasculares, metabólicas, etc para poder derivar y ayudar al niño en todas sus vertientes. La terapia de la obesidad es difícil en todas las edades pero es importante no dejar demorar el inicio del tratamiento cuando el peso alcanza alrededor de 1 20-30% del peso ideal para cada sexo y talla, si existe patología de base como diabetes o hipercolesterolemia debe iniciarse con antelación.


A pesar de todo lo comentado debe tenerse en cuenta que la pérdida de peso en la fase de crecimiento, como en la pubertad, puede acarrear efectos metabólicos por lo que es muy importante que cualquier tratamiento dietético en la infancia y adolescencia esté controlado y pautado por especialistas en nutrición y /o endocrinología infantil para no crear patologías asociadas a la pérdida de peso.

Dra. Mª Antonia Montori
Pediatra
HOSPITAL QUIRÓN Teknon

HOSPITAL QUIRÓN Teknon

en colaboración con

Ir página principal
 
 
 
 
     
trailer PEPPA PIG: LAS BOTAS DE ORO
 
     
 

Últimos Artículos publicados

histórico artículos

 
 
         
 SER PADRES  IR A LA ESCUELA  TIEMPO LIBRE  AGENDAS INFANTILES  VIAJAR CON NIÑOS
         
Futura Mamá Recursos Educativos Aire Libre Agendas Infantiles Punto de Encuentro
Nutrición Calendarios Escolares Lugares de Ocio Estrenos de Cine para Niños Ayudas de Viaje
Tu Pediatra Centros Educación Infantil Museos Enlaces de Cine Viajar con un Bebé
Tu Psicólogo Libros y Algo Más Club + Amigos Videos Itinerarios
Tu Salud Derechos de los Niños Jugando   Información y Transportes
La Familia Inmigración y Extranjería     Recursos Turísticos
Mayores        
Adopción  GUÍAS INFANTILES    INTERESANTE  
Necesidades Especiales        
Esterilidad e Infertilidad Fiestas Infantiles   Historia del Vestido Femenino
  Ludotecas   Angel Blazquez, Ilustraciones en CyberPadres
  Canguros - Au-Pairs   Daniel Torres, Ilustrador e Historietista
      Pablo LLorens, Animador Stop-Motion
      La Publicidad en los años 30
      Astrología, horóscopos y demás
 
 
CyberPadrescyberpadres.com © Babysite, S.L. - España · 1998/2016 | condiciones del servicio | política de privacidad y cookies registrarse | formularios guías | mapa